sábado, 12 de septiembre de 2009

Otra de Osho

(Relato extractado del “Diario de Osho” de Karina Valeria Alcántara (Editorial Otroletravaladna, Barcelona 1990))

Acababa de levantarme en una nublada mañana de marzo en Nassau (Bahamas) donde tengo mi pequeño “Derpa” de cuatro ambientes, con baño y kichinet, y como venía con la cruda de la noche anterior, mal dormido y con las manías obsesivas que me brotan últimamente, me clavé dos Prozac con el jugo de naranjas, y separé un par más para el almuerzo.
Mientras leía en el “Nassau Guardian” las típicas noticias desestabilizadoras contra el gobierno de Woodes Rogers (Que te pasa Guardian? Estás nerviossoooo???) pensaba en que desagradecidos eran estos negros del orto, cuando en las épocas de piratas no tenían ni para comer, y ahora seguían igual, pero al menos tenían internet y telefonía celular.
Entoné “Om Nama Shivaia” por un par de minutos, me relajé y me clavé tres Plidex, porque el estómago ya me empezaba a hacer unos ruidos raros. La feijoada a la noche cae pesada, no aprendo más (me dije a mi mismo).
En la oficina me esperaban un par de negritas de las afueras de Adelaide Village, cerca del South West Bay, que tenían algunos conflictos espirituales. Insistían con esas boludeces típicas de los libros de autoayuda, que lo material estaba acabando con el mundo espiritual y que se sentían tristes y desdichadas por el destino que les había tocado en suerte.
Para calmarlas un poco, y mientras me hacía efecto el Diazepam, les tiré una de mis frases matadoras: “La fuente de la desdicha del ser humano reside en el desconocimiento de su propia naturaleza”. Y para estos casos nada mejor que una buena revolcada en el sofá cama que está detrás del biombo estratégicamente ubicado. Por acá chicasssss, síganme que no las voy a defraudar…
Las negritas eran gauchitas, aunque una olía a la fritanga típica de la guarnición de plátanos al curry, pero a esta edad no estoy para hacerme el Matt Damon, así que mientras le comía la cachorra a una de las pendejas, tiradito en el sofá, me dejaba montar por la otra.
Finiquitado el trámite, llamé a mi contador, preocupado por los cuatro cheques sin fondos que había emitido la semana pasada, para la compra de un terreno en Red Bay (en la isla mayor) para poner una granja de desintoxicación de heroína y otras drogas “pessuttis”.
El “Conta” me informó que el Nassau National Bank los había mandado para atrás y que se cancelaba la operación, con el consecuente peligro de ir en “cana” un par de meses.
Una pena, que la burocracia de estas colonias británicas de cuarta, impidan el libre desarrollo de sus individuos o la reinserción en este caso, en la nunca bien ponderada sociedad.
En realidad, solo me preocupaba tener que vender uno de los Rolls para cubrir los cuatro cheques. Una picardía, realmente.
Los adictos y su recuperación? La verdad, me importan tres carajos… Yo no soy Dios, Macho! Apenas soy un hoyo (Osho) en este universo hostil y despiadado. Cachai?


6 comentarios:

M. de Floresta dijo...

Miralo al Osho! Todo un émulo del de la palomita. La verdad, los equivocados somos el resto. Hay que comprarse una túnica, salir a hablar de las mariposas, y promover la autoayuda, la redistribución de las riquezas, y bla, bla, bla, seguro que en un país bananero como el nuestro, llegaríamos muuuy lejos. Muy buena la reflexión del Hoyo.
=)

Olimpia dijo...

esa reflexión del hoyo esta buena, en lo personal me cuesta trabajo leer a Osho, tal vez no es mi momento. Como seguís?

MoKa Mola dijo...

Excelente Terapeuta... esa frase matadora lo arregla todo, y que mejor manera de encontrarse con uno mismo que la "autoexploración asistida"...

Reflexiones dignas de un gurú.

¡Besos Marce!

Marcelo Dance dijo...

M.de Floresta:
Muy cierta tu apreciación. Yo de todas formas sigo las enseñanzas de Sidartha Kiwi y Soi Baba.
Túnica no tengo, bola de cristal y lechuza embalsamada tampoco, pero eso es lo de menos.
Nada mejor que narcotizar una sociedad a través de la autoayuda para tenerla comienda de la mano de Alika/Alikate. Ja! Ja! Ja!

Karlita:
Me alegro que la reflexión del maestro Osho haya iluminado tus días. Bien, gracias.

MoKita:
Yo tengo toda una lista de frases matadoras, pero no me han dado el mismo resultado. Me gustó eso de la autoexploración asistida. Como diría Osho en la foto del post: Adianchi!!!

pelicanopitekus dijo...

¿A qué partido político pertenecerá este filántropo del espíritu ?
Podría hacer talleres a candidatos.
Imagínate a los politicos pronunciando palabras como:"Amemosnos los unos a los otros","El mundo necesita el fuego del espíritu".Le daría realce al espectáculo.
Aunque hay que reconocer,que un número no menor de gacelitas,no convidan galletitas,sin antes haber sido "Osheadas" .
Y aquél, que alfragor de la madrugada ,y del licor,no se pegó una engrupida con alguna ininputable flaca,que tire la primera jeringa.
Que la paz que dan las abiertas piernas sea contigo.

Psychobabble dijo...

como puede ser loco que haya tenido SIQUIERA! que pensar en vender uno de sus Rolls que con tanto esfuerzo y sacrificio obtuvo!!! estos contadores de mierda vio? uno les da laburo y se rascan a cuatro manos, y encima les recriminás y enseguida quieren morderle la mano a uno che, putamadre!!!! no hay justicia en esta colonia tercermundista que dice llmarse país???

..

putamadre!!!