martes, 23 de septiembre de 2008

Primavera Negra

El trato con el abuelo Pío era: un domingo ir a ver al “Rojo” y al domingo siguiente ir a ver a “La Acadé”. Como en muchas familias de Avellaneda, La Plata, Rosario, Córdoba y demás ciudades, mi familia estaba dividida (futbolística y literalmente hablando).
Por el lado de mi vieja, todos de Racing. Por el lado de mi viejo, todos de Independiente. Al separarse mi vieja, y siendo yo hincha del rojo, me tocó convivir con la parte “blanquiceleste” de la familia.
Mi abuelo era socio vitalicio de Racing (Ver carnet) así que no había mucho problema para entrar a la cancha de “ronga”. En esa época los chicos y los jubilados entraban sin pagar, hoy son los barras los que tienen ese privilegio.
El tema es que corría el año 1975, y los Diablos Rojos veníamos empachados de triunfos frente a nuestro “querido” rival de toda la vida. Arrancamos el Torneo Metropolitano con un 5-1 en la primera ronda como visitantes y como si fuera poco un 4-1 en la segunda, en el Estadio de la Doble Visera, como para demostrar categóricamente quien mandaba en Avellaneda.
Pero el año no había terminado, ni mucho menos. Y llegó ese fatídico 21 de setiembre. A mis tempranos 13 años, no me calentaba mucho la historia de la primavera y los picnics y toda esa bola. A esa edad en los 70’s no eras mas que un boludo alegre. Así que ese domingo dijimos: a la cancha!
Llegamos temprano al inodoro de cemento (perdón, cilindro de cemento) y esta vez para estar tranquilos, nos fuimos a la Platea Alta detrás de uno de los arcos.
No se de donde salió el turro ese de Jorge, pero nos vacunó 4 veces (conchisumadre! pensaba yo) y salvo un 2-1 parcial, después siempre estuvo Racing arriba en el marcador.
Ni siquiera sirvió el descuento en el minuto 90’ de Pancho Sá. La cosa estaba liquidada hacía rato. Ganó Racing 5 a 4. El Nono estaría pletórico de alegría para sus “adentros”, porque no hizo comentario alguno mientras recorríamos las calles de Avellaneda hasta llegar a la Avenida Mitre buscando la parada del 98 (116) que nos devolviera a nuestro barrio de Balvanera.

12 comentarios:

lady morbo dijo...

boludo alegre??? JA JA JA, ke buena descripción,

kisiera ser una "boluda alegre" toda mi vida...

tengo unos lentes gatubelos parecidos a los tuyos, los únicos ke me fueron kedando (de las antiguedades con marco de carey) y mis favoritos,

y bueno, na ke decir!, la foto con la mohica la lleva

Anónimo dijo...

acaso serás vos el ultimo mohicano??

Silvio dijo...

Recuerdo ese partido. Mi compañero de grado Claudio hincha de Independiente) se queria morir.
Me sigue gustando el fútbol. Por eso me siguen dicendo que soy un boludo alegre.

Anónimo dijo...

Supongamos que Ingrid Betancourt, te invita a ser amigos en Facebook, que harías??

http://fumado.com.ar/elige_tu_propio_link/1.html

Buenisimo para cag de la risa ...

Marcelo Dance dijo...

Una vez más se agradecen los comentarios.
Lady y Silvio: creo que todos los que estamos metidos en la Bloggósfera seguimos siendo unos
"boludos alegres" incluso aquellos que hacen blogs muy serios del tipo: "La Biomecánica aplicada a la fermentación de la alcaparra"; "Física cuántica al alcance de cualquier energúmeno"
u otras webadas por el estilo...
A mi también me sigue gustando el fóbal, aunque muchos digan que no es mas que un negocio...
Lucho: A Betancourt no le daría bola, no me gustan las flacas insípidas...

Anónimo dijo...

he nono, es todo en joda eso, esta buenisimo, hacelo cuando estes bien bien al pedo, esta genial

AHEO dijo...

Que buen post, muy descriptivo, me ha hecho sonreir e imaginar el partido. Un abrazo.
Haydeé :)

antonia obiol y corcoll dijo...

Lo mejor del fútbol es gritar, mis mejores groserías de cuerpo y alma han salido en una cancha. Además tengo la habilidad de desviar pelotas con mi agudo grito. Gracias a mi rodado acompañante disfruto del fútbol a orilla de cancha, puedo ver las pequeñas y grandes cochinadas que se dan en la cancha. Y entre mis éxitos Maradona me obsequio su camiseta, además de un beso… galante el hombre… Y por fin podríamos decir que el fútbol es la cosa mas importante, de las menos importante… Saludos

Marcelo Dance dijo...

Lucho: me imagino que habrías querido poner un espacio entre esos no-no...
Haydeé: Otro para vos "en.amor.ada"
Antonia: El Diego es lo más grande y además es un tipo que nunca se calla la boca y dice lo que le da la gana.
Termino con una frase hecha: "El fútbol es un sentimiento", por ende, no se lo puede analizar o comprender desde lo racional...

Luis dijo...

Uhh!! , recién ahora me doy cuenta, pero claro que si, yo no ando con ambiguedades y doble sentido ...

ALX AND1N0 dijo...

Muchas gracias Marcelo por tu visita y por tu valoración de mi espacio absurdo con música de fondo.

He leído algunas entradas en Verduro Kosida y he quedado convidado a volver, habida cuenta de la interesante diversidad de temas que abordas con particular agudeza.

Tengo una buena amiga en Buenos Aires que como vos es hincha fiel del rojo de Avellaneda.

Saludos hasta Argentina, tierra de mis ancestros!

Marcelo Dance dijo...

Gracias Alx por tu comentario.
Es bueno encontrarse en la Bloggósfera con personas que aunque no piensen exactamente igual que nosotros, tengamos algunos puntos en contacto...
Quizás este Blog te ayude a conectarte con esa parte "sencillita y carismática" que llevás en la sangre...
Saludos!