domingo, 9 de agosto de 2009

Como acabar con un delincuente

Vivimos en un mundo violento. Esto no es novedad. Las sociedades de cualquier país latinoamericano se han vuelto violentas. Y si bien todos vamos a estar medianamente de acuerdo en que las causas de esa violencia, están radicadas en la falta de posibilidades, en la exclusión social, y en la desigualdad provocada por la desproporcionada brecha entre “ricos” y “pobres” no siempre pasa por ahí.
Nuestros gobiernos que se preocupan por minimizar esa violencia, son cómplices. Tanto el presidente Calderón en México negando la existencia de los “Zetas” o nuestra Presidente hablando de “Sensación de inseguridad” dan muestra a las claras de que nos mienten. O lo que es peor, mienten por la incapacidad que tienen para resolver dichos problemas.
Cualquiera que sepa un poco de política sabe que un país no lo gobierna el presidente ni su gabinete, sino los grupos económicos que están detrás de ellos, y que han financiado buena parte de sus carreras políticas. Por eso aunque en nuestra Argentina los peronistas se llenen la boca hablando de “Justicia Social” y los radicales de “Democracia, Perticipación, Desigualdad Social y Consenso” todos sabemos que jamás van a resolver los problemas de raíz, porque a sus “patrones” les sigue resultando conveniente que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres más pobres.
Otro fenómeno que provoca la exclusión social es la droga. Y en esto sucede exactamente lo mismo. No pasa porque se despenalice como sugiere el Juez Zaffaroni, sino que lo interesante sería desenmascarar y desarticular las bandas de narcos en las que muchas veces están involucrados políticos y miembros de la policía. Y esas bandas hasta el Juez Zaffaroni sabe quienes las integran.
Por eso me provoca hastío y bastante impotencia ver por televisión, esos programas del tipo “GPS” conducido por el periodista Rolando Graña (ver foto) donde se entrevistan a ladrones o asesinos (de todas las edades), en las cárceles o fuera de ellas, poniéndolos en un pedestal protagónico como si fueran “Estrellas de Rock” o quizás debería decir “Estrellas de la música tropical” para ser más preciso. Como si Graña y compañía se hubieran aprendido de memoria el manual del entrevistador de Wayne Gale, ese periodista desquiciado y drogón de “Natural Born Killer” (Asesinos por naturaleza), la genial película de Oliver Stone.
Cansado de ver en esos programas a pibes de 20 años contando con detalle y sin ninguna clase de pudor, como mataron a un hombre delante de su familia, o como van ganado prestigio entre sus “colegas” con cada muerte que agregan a su prontuario.
Frases como “Si vienen de “caño” yo les tiro sin pensarlo” o “Mejor que no se me rebelen cuando los voy a afanar, porque no saben lo que les pasa” forman parte del “Pibe Chorro Dixit”. Todo esto, por supuesto, subrayado por la aprobación y hasta en algunos casos, cierta admiración del entrevistador.
Lo insólito es que cada vez que les preguntan porqué roban o matan, el 95% dice “Para comprar falopa (drogas)”. Muy pocos roban para comer o por necesidad.
Por eso cuando este sábado por la noche, en un informe de “Televisión Registrada (TVR)” hecho en una exposición de armas, apareció un señor mayor explicando con detalle y en forma apropiada como se debe eliminar a un delincuente en tu propia casa, me pareció interesante compartirlo con ustedes, ya que nunca se sabe cuando nos puede tocar a nosotros.
Decía este Señor textualmente que: “Si un delincuente entra a tu casa, y tenés un arma, no se te ocurra matarlo en el patio, porque si hay cómplices o testigos pueden decir que se cayó de la pared medianera, sino en el rincón más alejado y recóndito de la casa. Tampoco lo matés de un tiro, porque te pueden declarar hábil disparador, sino que le tenés que vaciar el cargador entero. Además, como para demostrar tu desequilibrio emocional del momento, una vez caído, pisoteálo, golpeálo y si querés, meálo también. Conviene que tengas a mano una botella de “Chiva’s”, y bajátela entera o por lo menos la mitad, y si además tenés un sobre de cocaína, “papoteáte”, cosa que cuando llegue la policía con el fiscal de turno, vos estés temblando como una hoja.
Es muy probable que el Juez, dado tu estado, te declare “demencia temporal” y en ese caso en 10 días estás libre. Porque ya no basta con argumentar defensa personal”.

Sed Lex Dura Lex? No siempre es así, pero por ahora no es la Justicia, sino ustedes los que tienen la palabra.



8 comentarios:

Mo Ka Hammeken dijo...

Curioso Marce, que de eso estuviéramos hablando hoy con un amigo, de la delincuencia y corrupción, que ya todo va a acabar con la ley de la jungla y cada quien se rasca con sus propias uñas.

Acá en México el asunto esta ya desproporcionado: Todos son narcos y punto, parece cacería de brujas. No falta que un pelado cualquiera te señale para que hagan de tu apellido toda una célula.

Incluso me suena como a símil de las tretas gringas "contra el terrorismo", que andan todos cagados.

Eso de cómo matar a un delincuente yo creo que falta el de cambiarse de domicilio jajajaj

Un beso Marce.

Geraldine dijo...

Alguna vez viste el programa cárceles de telefé?....no se puede hacer un programa mostrando cómo se vive en la cárcel...peor!...se jactan de haber robado...yo no le veo la parte educativa a éste tipo de cosas....

pelicanopitekus dijo...

La delincuencia es una gran industria,si nó,¿Como mantenemos a la sarta de policías,jueces y funcionarios,que sin delincuencia no existirían?
La pobreza es otra industria de donde profitan los políticos,a los cuales "elejimos" para que nos "defiendan" de este flagelo.
Se acaba la droga,se acaba la delincuencia y la pobreza...Y se acaban millones de parásitos burócratas.O sea,"no conviene".
De cuando en cuando,le acaricio el lomo a mi Magnum...¿Capici?

Estefanìa dijo...

Estos programas son una verguenza, me dan asco...xq en un intento pienso yo, de querer mostrar una realidad, la de la inseguridad...la muestran desde adentro pero desde el ojoo de la delincuencia como si estuviera bien...por un lado tenes el programa de los policias que te muestran puras boludeces de gente quilombera que se pelean, o los borrachos del barrio, o peleas callejeras de pendejos borrachos los fines de semana...ESO NO ES LA REALIDAD...y por otro lado programas como el que nombras o carceles de Telefé entre otros, que los muestran como las victimas, los heroes, rock stars....UNA VERGUENZA.

YO SIGO PENSANDO QUE LA ESCORIA DE LA SOCIEDAD GENERA UN GASTO QUE PAGAMOS TODOS, ES AL PEDO SINO TIENEN REMEDIO...MANDELOS A LABURAR DE POR VIDA EN UNA ISLA DEL SUR SIN VISITAS NI DERECHOS A NADA....O DIRECTAMENTE UN TIRO EN LA CABEZA CONTRA EL PAREDÓN...Y claro lo que vos decis...desarmar narcos...algo que con este gopbierno narco resulta imposible...debe ser el único país donde vuela un avión cargado de droga y no pasa nada...o en las fronteras entran y salen camiones de contrabando como quieren....y claro despues me dice un politico kirchnerista.- pero si en este gobierno es dnd más droga se incauto-........claro obvio de alguna manera hay que disimular de que hacen bien su trabajo.


besos...asi estamos..por algo vivimos en el 3 mundo, país bananero...

EL compositor de IMAGINE debe de haber estado re fumado cuand la escribió...por soñar con imposibles...pero soñar no cuesta nada.


besos....me fui al carajo creo...sorry.

Alma ♫ dijo...

Lo que digo ahora medio como que no tiene fundamentos, pero es lo que me parece. "Ideológicamente", a los gobiernos les gusta que afanen a la gente con plata.

Fijate acá, en Aregntina. Una presidenta que casualmente tiene más guita que todos nosotros juntos intenta dejar una imagen de "me chupa un huevo lo que le pasa a los guitudos (expresión sanjuanina de chetos), si que tengan grandes ingresos es un delito. Esa palta no es de ellos, no merecen una 4x4 ni nada, esa plata es del pueblo, que la consideran de ellos porque en la época del 1 a 1 blablablabla..."

Repito, es una idea mía, impresión que me dan los políticos, haciéndose los "de pueblo" y que todo aquél que pide seguridad es un facho (auqnue a veces sea cierto) y que ellos están con los humildes, en otro acto de hipocresía...

saludos, cariños, besos y abracetes!

RöB Dangal dijo...

Hola Marce!!
La verdad es que Graña me repugna, me parece la versión progre de Mauro Viale.
Ya conocés mis ideas políticas, pero disiento totalmente con los garantismos para los que roban, secuestran, violan y/o matan.
Ojalá algún día las cndenas se cumplan y no que, como pasa ahora, salgan por buen comportamiento. El que mató o violó no debería tener ninguna clase de beneficios, como no lo tienen sus víctimas.
Un abrazo!!

RöB

PD: hace rato que no te veo, estás de vacaciones? :-D

Marcelo Dance dijo...

MoKa:
La diferencia entre México y Argentina, y corregíme si me equivoco, es la prensa. Allá se sabe poco, y los diarios publican lo que el gobierno o los cárteles les permiten. Por eso la gente entra en un estado de paranoia y ver narcos por todas partes.
Lamentablemente y si no se hace un trabajo preventivo, este país puede caer en lo mismo.
Besos!

Geraldine:
En las cárceles hoy viven hacinados y al pedo las 24 hs.
Quedan pocos lugares donde a los presos se los ocupa en algo productivo.
Pero si hablás de construir más cárceles te dicen que esa no es la solución. Entonces, cual es?

Pitekus:
Estoy completamente de acuerdo con tu comentario. La delincuencia nunca dejó de ser un negocio para los parásitos del poder.

Esteffy:
"Policías en acción" es un programa que veía. Me resultaban divertidos algunos quilombos que se armaban. Pero cuando apareció "TruTV" ver "PEA" ya me provocaba vergüenza ajena. Porque ahí te das cuenta que somos un país bananero. Punto.

Almita:
Los políticos viven en una nube de pedos. Porque a excepción de ese diputado del FPV que terminó cuadripléjico, jamás escuché que roben, tomen de rehén o maten a algún dirigente político. Ni siquiera por error. Raro no?
Lamentablemente pareciera que hoy nadie tiene derecho a ser dueño de nada, ni siquiera de su vida o las de sus hijos, y encima si te afanan o te matan un familiar, hay que sentir culpa por tener una propiedad o un auto y disculparse con el pobre delincuente víctima de nuestro sistema.
Que hacemoooo???
Besotes!

Danny:
Es buena la comparación. Es el Viale de la clase media inteligente y garantista.
Te acordás que una vez te puse como ejemplo la justicia en Cuba? Cuando unos loquitos secuestraron una lancha y tomaron rehenes por 6 horas? Bueno, llego a la conclusión que en los únicos gobiernos donde se aplica la ley a rajatablas y nadie chista, y se la comen bien dobladita, es en los comunistas. Así que si mañana aparece un Stalin argentino prometiendo "Mano dura" quedáte tranquilo que mi voto lo tiene.
No puede ser que haya tipos que mataron una docena de personas o violaron 15 mujeres y sigan sueltos por la calle o cumplan condenas irrisorias. Como dice Estefy, una sociedad no debería gastar recursos en esos energúmenos. A EEUU una ejecución con la inyección letal les cuesta apenas u$s 85.- (Incluyendo el pentotal sódico para anestesiar al condenado).
Vos y yo (ideológicamente hablando) estamos como los del campo: Nos une el espanto!!!
Un abrazo!!!

David Nicolalde dijo...

Acabo de leer este artículo (perdón por la demora), y me parecen interesantes tus puntos de vista.
Por un lado, estoy en desacuerdo también con esa "nueva" televisión y ese mal llamado "periodismo de inmersión" (no sé si has leído en Argentina la revista VICE, se supone que ese es un ejemplo) en donde, a partir de la supuesta multiperspectiva, se enfoca el punto de vista de los delincuentes, al puro estilo de esa peli "Asesinos por Naturaleza" de Oliver Stone, como vos mencionabas. Es algo así como un paralelo con los "reality" shows, pero esta vez desde las cárceles. Varias organizaciones se dedican a promover la defensa de los derechos humanos, pero muy pocos hacen incapié en la búsqueda de una verdadera rehabilitación social; en lugar de ello, las cárceles se han convertido en universidades del crimen, donde estos seres humanos obtienen su maestría, posgrado o especialidad en alguna forma de amenaza, y para colmo, la "televisión del nuevo milenio" hace apología sobre esto. ¿Cómo defenderse del crimen, y cómo no volvernos criminales? es una pregunta que nos la hacemos todos los días, a cada momento.

Saludos!