jueves, 6 de agosto de 2009

Vuelve el más grande!!!

Así reza la campaña de marketing que anuncia el regreso de Charly García a los escenarios, ideada por el ex-secretario de Cultura, Darío Lopérfido, uno de los pocos radicales piolas que conocí, y alguien que tendría que ocupar ese puesto en la actualidad, sino fuera por cierta ceguera del matrimonio K en algunas cuestiones.
A lo largo de mis 47 años, he ido a más de 80 recitales de Rock, entre locales y extranjeros. Por eso creo tener bastante de autoridad al respecto. Jamás fui ni iría a ver a Sabina, Arjona, Luis Miguel ó Marco Antonio Solís, por muy talentosos que sean. Aprendí a aceptar la música latina por mi programa de radio, pero como decían los españoles de Barón Rojo “Mi rollo es el Rock”. Y haber visto en vivo casi una docena de veces al “Bigote bicolor” más popular de la Argentina, me permite afirmar que los recitales de García son distintos a todo lo demás. Nunca se sabe como van a comenzar, y tampoco se sabe como pueden llegar a terminar. Pero es indudable que la constante, es esa energía extra que se palpa en el ambiente, en esos miles de locos que están “al palo” desde el minuto “cero”.
La primera vez que lo ví a García en vivo, fue cuando presentó junto a La Máquina de hacer Pájaros en el Teatro Astral, allá por noviembre de 1976. La última cuando presentó “Como conseguir chicas” en el Teatro Opera a fines de 1989. En el medio hubo más Máquina en el Luna Park, y mucho Serú Girán. La incomprendida presentación en Obras en 1978, el clima íntimo del Teatro Premier donde presentaron “La Grasa de las capitales”, y varios festivales más o menos multitudinarios (Crico incluído).
Con su banda integrada por un trío chileno (Kiuge Hayashida en guitarra, Toño Silva Peña en batería y Carlos González en bajo), y un trío argentino (Hilda Lizarazu en coros, Zorrito Quintiero en teclados y el Negro García López en guitarra) Charly se prepara para un par de conciertos latinoamericanos. El 23 de septiembre en Lima y el 26 en Santiago de Chile. Con la promesa de un show en Vélez para el 23 de octubre, día en que Charly cumplirá 58 años.
Verlo hoy día a Charly recuperado, sobrio, limpio y sano, me pone bien. Y aunque sus últimos discos me parezcan refritos de los anteriores, y ya no cante como antes (Como si alguna vez hubiera cantado bien, y eso nos hubiera importado), Charly sigue siendo un “Prócer” de nuestro Rock Nacional, un pianista, tecladista y compositor de “Puta Madre”, admirado en mucho países hermanos de Latinoamérica, y eso, por lo menos a mi, me llena de orgullo y hace que me pase lo que resta de la tarde repasando mentalmente alguna vieja melodía, coincidiendo con este extraño calor en pleno invierno: “Como mata el viento norte, cuando agosto está en el día, y el espacio nuestros cuerpos ilumina”… Dibuje Maestro!!!



6 comentarios:

Mo Ka Hammeken dijo...

Oye que genial... ahi vas a andar como loco reventado, siguiendo la gira con nostalgia...

Me encanta cuando los grandes regresan, pero me da miedillo, ¿si no es igual? ¿si le entró la onda pop? ¿y si se volvió cristiano recalcitrante? ¿En una de esas hara un remix regetonero (me vale sorbete como se escriba)? o la peor ¿ y si es hiper cursi? ...

Pero todo es felicidad absoluta cuando son ellos, como se les conoce o conoció...

Un beso Marce y cuidate, supongo andarás de gira jajaja.

RöB Dangal dijo...

Hola Marce!
Faltan menos de 14hs para el regreso del bicolor, y realmente me sorprendió el alcance de la campaña de Marketing desplegada para el lanzamiento de su nueva canción.
Según leí, no solo va a ser lanzada en el mismo momento en Argentina, sino en varios países de latinoamérica, incluso por la Cadena Ser de España, multimedio estatal de la Madre Patria.
Quienes somos rockeros de alma no podemos menos que alegrarnos por el regreso de García, quién es uno de los referentes indiscutidos de la música argentina de todos los tiempos.
Un abrazo, y Good Show!!

RöB

Glamorosamorsa dijo...

Buen regreso...muy esperado...


vamos a ver ke nos trae de nuevo...no?

paz, amor y glam marce...y dance dance dance!

Silvio dijo...

Que bueno que Charly vuelva a los escenarios. Espero que retome su carrera dignamente. Siempre preferí al artista que todavía se llamaba Charlie García, aunque reconozco que su etapa solista de los 80, ya como Charly, fue brillante.
En los últimos años me disgustaba escucharlo y verlo tan empobrecido, junto a su séquito de aduladores que festejaban una decadencia, un bajón tan pronunciado. Daba bronca escuchar cuando su cortejo aullaba “Aguante Charly!!! Yo sentía lastima verlo con una expresión tan burda.
Ojalá vuelva integro para vivir un crepúsculo artístico en plenitud, como el creador más importante del Rock Vernáculo. Se lo merece él y nosotros sus seguidores o escuchadores que lo queremos.
Espero si ruge de la gente un “Aguante Charly”!!!! suene genuino, justificado y merecido.

Marce nos habremos cruzado en tantos recitales, quizá en alguno te pedí fuego.

Un abrazo

Geraldine dijo...

comparto la idea de no ir a ver jamás a Sabina o Arjona-----sobretodo al último que en vez de poeta me parece un pelotudo....no me mueven un pelo sus letras y no entiendo por qué las mujeres lo endiosan....
igualmente respeto el gusto del otro.....
realmente Charly es otra persona....esperemos que de un buen espectáculo.

Marcelo Dance dijo...

MoKa:
Puede que con algo de nostalgia, pero a la distancia...
Ya no suelo ir a recitales, aunque me han quedado algunas asignaturas pendientes: Kraftwerk es una de ellas.
Besos y Buen Finde!

Danny:
Y podés creer que me la perdí!!!
:S

Morsita:
Kill Gil no estaba tan malo después de todo...
Como decía Ron Wood:
Dance! Dance! Dance!

Silvio:
Menos mal que a Charly no lo vinculaste con el Menemismo! Ja! Ja! Ja!
Creo que las nuevas generaciones conocieron al Charly más reventado y lo compraron así.
No te olvidés que en este país es deporte aniquilar ídolos.
O como diría el propio García "Violamos todo lo que amamos para vivir".
En mi caso personal, prefiero quedarme con sus viejos discos y el recuerdo de otras "tiempas", pero me parece copado que el tipo se haya puesto bien.
Un abrazo!

PD: Seguro que nos habremos cruzado y yo te debo haber dicho:
- Fuego, no tengo.-

Geraldine:
Respeto y hasta disfruto de la apertura musical y comercial de algunos músicos nacionales como Andrés Calamaro o Vicentico que los ha llevado a grabar con músicos de otros géneros y latitudes, pero hasta ahí llegó mi amor.
Charly sigue siendo un prócer. Espero que no termine como San Martín.