sábado, 2 de agosto de 2008

Perro Emo

Al lado de mi casa hay un perro Emo. Es un German Boxer, pero creo que nadie se tomó la molestia de instruirlo sobre las características de su raza, porque anda por la vida con la actitud de un asustadizo hamster metido en el cuerpo de un perro.
Cada vez que sale a la calle el Perro Emo, es víctima de burlas y mordisqueos por parte de los otros perros del barrio, y cualquier pequeño ejemplar de juntapulgas le hace frente y lo asusta, cuando no intenta morderle sus patas traseras al pasar.
Tal es su confusión, o quizás solo sea consecuencia del terror psicológico que tiene el pobre infeliz, que al llegar a mi vereda, se devora la caca que deja mi perro en los canteros.
Y a los dueños (muy machos ellos) ya les da penita ajena sacarlo a pasear, porque el Perro Emo es la burla de todo el maldito vecindario.
Por eso el Perro Emo vive encerrado en su angustia, su baja autoestima y su conflicto existencial, y aulla y llora día y noche mientras repasa mentalmente las letras del último CD de My Chemical Romance, aunque ellos insistan (por una cuestión de marketing viste?) no pertenecer a ninguna movida de Emo-Rock.
Pero a un perro, por más Emo que sea, no se lo engaña tan fácilmente. Tiene olfato para la mentira.
Marcelo Dance (agosto 2 de 2008)

5 comentarios:

Luis dijo...

Hola, como va?, muy buen Blog, voy a seguir pasando, cuando quieras pasate por el mio, Saludos!! que andes bien


Luis

AHEO dijo...

¡Muy buen texto! (y qué decir de la imagen...buenísima)
Ahora habría que ver en qué contribuyeron los dueños para que el pobre resultara con tantas malas mañas jeje... Y vaya que podría ser una analogía porque igual hay que averiguar (aunque se intuye)en que se equivoca igual la sociedad en estos tiempos para adiestrar a tantos chavos en estas tendencias...que efectivamente no olfatean la mentira... en fin este tema da también para hablar mucho.
Abrazo ;)

Marcelo Dance dijo...

Quiero dejar en claro, que no tengo nada contra los Emo's, ni contra cualquier otra tribu urbana o algo que se les parezca (exceptuando a los Skinheads de tendencia neo-nazi).
Pero lo de este perro da pena, para colmo tratándose de un boxer. Pero son simples puntos de vista. En lo personal, considero a mi perro parte de mi familia, sin embargo, para mucha gente, un perro no es más que un animal de 4 patas.
Gracias por los comentarios!

Uxor dijo...

xDD qué trágico, esperemos que esta moda pase rápido. el mío se cree un rottwailer, porque la actitud la tiene, lo que no le da es la imagen porque es un caniche, aunque le cueste reconocerlo pobrecito. que va a ser, bueno gracias por comentar en mi blog... que emoción nunca esperé que nadie lo hiciera, asi que gracias de nuevo y sos bienvenido a pasar cuando quieras. muy buen blog, saludos!!!!

Marcelo Dance dijo...

Siempre hay un primer comentario Uxor, a todos nos pasó...