viernes, 22 de mayo de 2009

No vayas a la luz (Relato)

(Gracias a Haydeé por la foto y el título)

Aferrada a las nubes como quien se aferra a un saquito de piedad, pasaba sus horas Modesta Guadalupe Lozano Ramírez, más conocida por “Lupita” ó “Chapita”.
Una mujer sencilla, soñadora, de baja estatura, muchas veces imperceptible, por ese andar delicado, esa existencia silenciosa, que nunca la hizo sobresalir demasiado, y manteniéndola en una especie de reconfortante anonimato.
Siempre se repetía una frase de aquel poema de Norberto Napolitano (“Longchamps Boggie”) que rezaba: “Mantenerse en el anonimato, eso es lo fundamental” y así lo hacía.

Pero una mañana de otoño, la vida de Lupita habría de cambiar para siempre.
Muy temprano el cartero le trajo un sobre con una carta sellada de los tres ángulos que traía un encriptado mensaje:
“On Ognet Sala Arap ri la oleic, orep is ognet sarbalap arap etriced ueq on sayav a al zul”

Pasó horas tratando de descifrarlo hasta que finalmente, enfrentada a su espejo grande del vestidor, se dio cuenta que estaba escrito al revés:
“No tengo alas para ir al cielo, pero tengo palabras para decirte que no vayas a la luz” (firma: Cacho)
Que no vaya a la luz? Cacho? Que Cacho? Castaña ó Fontana? (Con seguridad!!!) Lupita no comprendía para nada el mensaje.
Tampoco entendió como, de un momento a otro, la estampa del Sagrado Corazón de Jesús se había convertido en una malévola imagen de Rasputín que le sonreía displicentemente, ni el porqué de su repentina predilección por las plantas de interiores para el almuerzo. Comenzarían a cumplirse las profecías Mayas?

Lupita no cazaba un fulbo... Que estará pasando? se preguntaba insistentemente.
Y recordó cierto sueño que había tenido noches atrás.

Se veía caminando por el Boulevard Marítimo, rumbo al Torreón del Monje. El mar rugía con olas que apenas dejaban ver una pálida luna en cuarto creciente. Se veía desprotegida, asustada, lejos del mundo que ella conocía. En el mar cerca de las rocas, una mujer vestida de azul se estaba ahogando. Le pedía auxilio con sus manos, y Lupita nada podía hacer, porque no sabía nadar. Y con lágrimas en los ojos veía como esa mujer de azul se hundía en el furibundo oleaje.
Mientras la veía desaparecer, le vinieron a la mente unas palabras que había leído por ahí: “Si una mujer desmelenada te sigue no te preocupes. Es el azul. No tienes que temer nada del azul”. Y algo de paz se apoderó de su atormentada almita...

De pronto Lupita comenzó a volar, y su mente era frágil e inconsistente. Todas sus ideas habían desparecido. Sus creencias también. El arriba y el abajo ya no existían. Era como si hubiera nacido otra vez, pero con un novedoso y colorido fuselaje.

Despertó en pleno vuelo. Era de día. Se sentía atraída por una fuerte luz en el medio de la calle. Sin pensarlo, moviendo sus alitas aurinegras, se dirigió directamente hacia la luz. Y la luz la encegueció...

Y ese fue el comienzo del fin para Lupita. En pocos minutos su corta vida de mariposa dejó de existir, cuando la aplastó un camión Scania R500 que transportaba cereales, que venía a más de 120 km. atrasado por los cortes de ruta en la provincia de Entre Ríos.
Maldito paro agrario!, atinó a decir Lupita hecha destrozo de mariposa antes de dar un último suspiro...

12 comentarios:

David Nicolalde dijo...

El título me recuerda el típico mito sobre el primer encuentro con la muerte.
Dice una canción de Basca (grupo de thrash metal de la ciudad de Cuenca) "Las almas no se pueden suicidar". Es una figura tan peculiar como aquella de los sueños, cuando parece que tienes la opción de salir volando, y abandonas el cuerpo, pero el techo no te deja seguir ascendiendo.

lady morbo dijo...

qué tétrico marcelo!!!!, me dió miedo

Mo Ka Hammeken dijo...

Me encantan estas historias que tienen un súbito giro humorístico al final, que cambia toda la historia, y que a su vez cuenta una historia diferente.

Con algo que uno nunca que espera como una sociedad de mariposas, que para ellas la luz es cosa distinta jajaja.

¡está padre!

Saludos.

Marcelo Dance dijo...

David:
Es interesante la comparación entre lo onírico y la muerte verdadera. Y lo de las almas también es muy cierto, aunque algunas almas atormentadas lo intentarían si pudieran...

Señora Mórbida:
Vos miedo? Naaaaa!!! No te creo!!!
:D

MoKa:
Aunque lo intente, siempre me termina ganando la ironía o el sarcasmo y así me sale...
Gracias por lo de padre.
Saludos!

Estefanìa dijo...

AYY QUE BRONCA ME DA CUANDO COMENTO Y NO SALE EL COMENTARIO...FUI LA PRIMERA EN COMENTAR Y NO SALIÓ....BUE YA FUE....

NO VUELVO A COMENTARTE LARGO Y TENDIDO PERO TE DIGO QUE ME GUSTO MUCHO EL CUENTO...TIENE SUS MENSAJES, SU MORALEJA...

BESITOS

Silvio dijo...

El relato derrama ironía, humor, sarcasmo, y encima remite a Papoo.
Me da mucha envidia por Lupita. QUE LINDO SER MARIPOSA!!!!!!

Felicitaciones.

Saludos

Marcelo Dance dijo...

Steffy:
No se me ponga nerviosa rubia! Suele pasar eso con los comments.
Se agradece Lourinha!

Silvio:
Admito que una de las especialidades del canceriano es tomar prestadas algunas ideas y luego de cierto tamizado y reciclaje, hacerlas propias.
Lo admito, soy un fraude!
Ja! Ja! Ja!
Gracias Tano! Un abrazo!

Melissa Garin Arauco dijo...

recien acabo de ver el comentario que me hiciste en mi blog asique pase por el tuyo, el cuento me gustó mucho, es cierto que un poco tétrico pero me dejo pensando y eso es lo que más aprecio a la hora de leer algo...saludos

Marcelo Dance dijo...

Melissa:
Gracias por tu comentario!

AHEO dijo...

:D Excelente...

Envuelves primero en el ambiente misterioso y el final es estrepitante...e inesperado, por ello aún mejor :D Hay que tener magia para ralatar, tú la tienes, porque además, dejas escritos algunos caminos que pueden seguirse y entonces contar su historia: el mensaje, el espejo, el cartero... en fin. Me has dejado varias sonrisas.

Besos.
Haydeé ;)

Marcelo Dance dijo...

Hay Haydeé las cosas que usted dice...
Me va a hacer ruborizar...
:D

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!